LA  EDUCACIÓN EL VERDADERO CÁNCER DE NUESTRA SOCIEDAD

LA EDUCACIÓN:    

Por CaMu

Uno de los tantos problemas de la educación es que se enseña para competir con el compañero, debido a que es una educación Prusiana, por ende de forma militarizada. Podemos citar la película: “Encuentros con hombres notables”, quien nos habla de la vida del maestro espiritual: Gurdjieff, quien nació en Armenia y  tuvo una educación militar a muy temprana edad; tenía fuertes rivalidades con sus pares y estuvo a punto de matar a más de alguno, por suerte esa etapa fue solo en su adolescencia. De esta forma desde que los niños entran en una sala cuna, se les enseña modelos y conductas competitivas con relación a su entorno (compañeros), y no la forma correcta que es competir con uno mismo y contribuir en la sociedad para el bien común.

En cuanto a los contenidos mismos y como botón de muestra, se advierte una caída pronunciada, pese a la famosa reforma educacional, sobre todo en los liceos fiscales. Apenas existe una obligación de ocho textos al año sugeridos por el ministerio, pero que rara vez son leídos por los alumnos, imbuidos por ejemplo en la cultura digital de sus celulares que van mermando suficiente capacidad de concentración en las aulas. Los profesores, ya recargados con una enorme cantidad de horas, lo saben y tratan de subsanar la deficiencia acortando la ya escueta lista donde no figuran los clásicos indispensables como en la educación de antaño.

Los nuevos modelos de educación como la Waldorf, toma esas enseñanzas sacadas de la filosofía oriental, ya que todo lo que proviene del occidente es de la corriente Neo-liberal, sobre todo la forma en que se educa en Alemania e Inglaterra, que fueron los modelos a seguir en el siglo 19 y que hasta hoy merman a las personas en lo ética y lo moral para llegar a sus metas, destruyendo a sus pares en vez de ser solidarios y construir algo en comunidad, algo para el bien de todos. Así entramos en una dinámica individualista que representa al ser humano en el actual sistema, lo que facilita la manipulación de las personas en nuestra sociedad. Esto nos lleva a la siguiente conclusión: gracias a esta forma de educar los colegios o escuelas tienen un buen puntaje en el SIMCE o la PSU con el fin de obtener beneficios económicos, además sin tocar el importante aspecto de la educación emocional.

Así el sistema va creando individuos que sólo piensan en su bienestar y no en el del vecino, destruyendo a como dé lugar al que le pueda hacer competencia ya que este tipo de individuo se siente menoscabo por no tener los mismos dones para llegar a escalar las cumbres  que dictamina la actual sociedad, cumbres que están basadas netamente en el consumo y placeres mundanos como: el alcohol, drogas, sexo, Internet, juegos de vídeo, casinos, consumismo de ropa, artículos electrónicos, celulares, etc…Y a lo único que se llega es al vació espiritual cumplido esta meta económica que además rara vez es cumplida en las grandes masas: el famoso fin de mes con los sueldos al ras y para satisfacer no sólo las necesidades básicas, sino la misma estupidez en la cual está envuelta casi todo el mundo. Y para finalizar, otro botón de muestra: cuando hay que hacer una marcha por la marihuana van miles de personas, pero cuando se trata de la educación o la salud son pocos los que tienen la valentía de enfrentarse ante su ciudad a vista y paciencia de todos, para reclamar un derecho que es básico y está dentro de la constitución.

PD: CaMu: Camilo Ortiz+Manu Knwell.

Edición por Camilo Ortiz.

La educación: Es de está forma que nuestra sociedad se ve desde un microscopio:

1 comment

  1. CARLA ESCOBAR 2 septiembre, 2017 at 13:56 Responder

    La educación en Chile es un bien de consumo, es como comprarte un auto de pésima calidad, que si lo chocan, ni el airbag te salva la vida.
    La calidad no existe, tal como lo describen ustedes adiestran a personas a ser individualistas, perdiendo valores comunitarios, perdiendo profundidad en temas espirituales, y más encima te cobran un ojo de la cara por eso.
    Esta semana vino una colega de Argentina a conversar sobre el modelo crítico en el área del trabajo social y nos dimos cuenta que allá las intervenciones de las pasantías son efectivas porque los hacen escoger un movimiento social, porque incluyen en sus programas temas éticos, políticos, críticos, además están colegiados, por lo tanto tanto cualquier irregularidad laboral cuentan con ese respaldo.
    En Chile los trabajadores del área social trabajan sin planteamientos éticos, son tecnócratas, autistas manipulados por empresas que controlan sus movimientos por períodos, todo es apolítico, si ocurre algún hallazgo de tipo social nadie da declaraciones porque nadie está colegiado.
    Tenemos mucho que replantearnos como sociedad, movimientos sociales hay, pero el modelo está tan incrustado en esta sociedad de consumo, que será lento, difícil y aguerrido cambiarlo.

Leave a reply