Miss Garrison en vivo Artistas del  Acero

Miss Garrison, Artistas del  Acero, Concepción, Chile.

Antes de comenzar a relatar mi experiencia con el grupo chileno Miss Garrison y su show ofrecido este sábado 26 de agosto en la sala “Artistas del Acero”, quisiera aclarar que ya conocía este enclave cultural desde hace algunos años; su finalidad parece similar a la de “La Sala Master”, en Santiago. El espacio Penquista es un lugar diseñado para casi 200 personas, exactamente tiene una capacidad de 180 de pie, o sea está pensado para públicos que buscan algo más específico en el ámbito de la música y la cultura, no para un público masivo que gusta de lo popular.

Confieso que estaba algo temeroso, en diciembre los había visto tocar en el Bar Loreto y estaba a la expectativa de cómo iban a escucharse los nuevos temas; el 2014 los seguí para todas partes en Santiago con un repertorio  distinto al que tienen hoy. Su álbum “Al sol de noche”, es un tremendo salto en la música del grupo y siempre lo diré: “es una de las pocas bandas chilenas, que se atrevió a experimentar sin miedo distintos estilos como: electrónica, punk, shoegaze, post punk, rock, psicodelia, experimental, étnico, etc…”. Esta placa abarca elementos sacados de la electrónica, el synthpop con toques de rock indie, incrustaciones de noise (Sonic Youth) y algo latino; siempre he pensado que son una mezcla chilena de otros insignes:  The Knife, Fever ray y lo último de Radiohead (Y quizás Fran sea como la Cat Power chilena, llevándolo a nuestros tiempos).

Concluyo que el sonido del bar Loreto no fue el más óptimo y quería constatar si habían solucionado aquello, ya que las canciones antiguas aún sonaban bien, nada de raro, pues las vienen tocando desde hace varios años y en un formato de banda rock (que sabemos es más sencillo de interpretar) sumando algunos complementos como: sintetizadores en los arreglos, percusiones, teclados y efectos en las voces; no obstante en el último disco los sintetizadores pasan a primer plano, Fran que tocaba batería y cantaba se dedica más a cantar, tocar teclado, percusiones, en algunos temas sólo a la batería y al canto. Algo que muchos le criticaron es el exceso de efecto de delay en la voz que ya no usa tanto, únicamente para efectos de percusiones o ciertas partes que necesitan  énfasis. Debió ser un fuerte golpe en la mandíbula para muchos que pensaban que nunca ¡cantó! Y que usaba los efectos para tapar las falencias en su manera de interpretar.

El show debía partir a las 7:30 pm, pero se demoró un poco por los atrasados de costumbre y por fin inició un cuarto de hora después. A la salida los tres integrantes (Fran Straube, Rodrigo de la Rivera y Tomas Pablo Rivera), recibieron un aplauso algo tímido para mi gusto, ya que en Santiago  claramente tienen un público fiel que los sigue a todas partes. Abrieron con temas de su ya mencionado trabajo “Al Sol de Noche”, y lo que me pareció “freak”, por decir lo menos,  fue que tocaran en el segundo lugar de su playlist, el single de esta última placa, lo que para muchos conocidos es mejor que “Land of Aloha” o al mismo nivel; lo usual es que temas así se dejen para el final, es como ir a un restaurante de lo mejor y que te sirvan el postre al principio. Las cosas no son porque sí, para eso existe un productor que ordena los temas, el show debe tener un comienzo pensado, un desarrollo y  un final con el mejor clímax, cuando se trata de bandas como Pink Floyd  pueden hacer cuatro bis, da lo mismo, uno espera lo mejor para el final y no al principio. Otro aspecto que encontré deficiente fue la iluminación. Tengo entendido que ese lugar cuenta con una buena cantidad de focos, ya que siempre se montan obras de teatro y danza, pero… ¿Qué paso ahí?, y deberían de tener ya una persona encargada de las visuales, hoy en día todas las bandas profesionales tienen excelentes visuales que se complementa con la parte auditiva, haciendo que el viaje sea más completo.

Con todo el show fue desarrollándose con temas antiguos o clásicos junto a los más recientes; tengo la sensación y creo que así fue, que casi tocaron completo el disco “Al sol de noche”,  más algunos temas antiguos. El concierto duro como una hora,  más un bis que cerró “Land of Aloha”. Al final  el público se doblegó ante ellos, sabiendo que no tenían al frente a cualquier banda y los aplausos fueron rotundos.

En general superaron mis expectativas en cuanto a sonido, hicieron varios cambios para bien del espectáculo, primero incorporaron un sintetizador Elektrone, tocado por Tomás Pablo Rivera más algunas secuencias. Hablé con él sonidista a cargo y me dijo que estaban usando pistas del último disco, que las mezclaban con los sonidos que estaban ejecutando en vivo. Tuve la sensación de estar en un show de Portishead (de su última gira para el álbum “Third”) y de Radiohead. Los capitalinos se veían más afiatados con las canciones nuevas, y por último hay que señalar que a pesar que el lugar no cuenta con un sistema de parlantes de la máxima calidad, se logró un sonido óptimo y pulcro (quizás solo faltó darle  mayor volumen); me di cuenta que el gestor de aquello fue el sonidista: Nacho Soto Kallens (Triana estudios), quien fue el que grabó, mezcló y produjo “Al sol de noche”. Ahí está la respuesta del por qué sonó todo bien.

Fue una grata tarde/noche que en lo personal disfruté a tope  y hasta rompí a bailar. Creo que cuando sales con esa buena sensación en tu cuerpo, mente y alma, estás más que pagado y considerando que debí viajar de Chillán a Concepción. Por otro lado me di cuenta que mucha gente no conocía bien a Miss Garrison, seguramente fueron más por la “curiosidad” al saber de que Fran Straube está tocando con Carlos Cabezas en su proyecto Rubio; y para qué nos vamos a hacer los lesos, si para los Penquistas Los electrodomésticos son los “Dioses”, y entonces cómo dejar de ir a ver a la musa que Cabezas fichó en su proyecto, no era para menos tampoco ¿o no?

FUERA DE ESCENARIO

Para terminar quiero contar algunas cosas que me comentaron algunas personas, en especial una, que se quejó de que Concepción no ofrecía espacios para escuchar música, más bien para tomar teniendo a la música como una excusa. Esto  lo digo abiertamente para que los encargados de la cultura en Concepción gestionen más eventos de este tipo, tomando en cuenta que poseen un tremendo motor cultural como lo es la U. de Concepción. Esta misma persona me  decía que ya no se generaban conciertos como hace 10 años atrás en la U, en el foro u otros rincones de esa casa de estudios. Y bueno, habría que ponerse las pilas con todas estas agrupaciones que están saliendo a la luz ya hace años y que no tienen un real apoyo en su trabajo; es algo que lo he vivido en carne propia y bien es sabido que entre más te alejas de los cánones comunes más eres discriminado.

Finalmente quiero agradecer a espacios como “Artistas del acero” que se la juega por traer bandas de tal pelaje a Concepción, esperemos que tal actitud se MULTIPLIQUE  en otras ciudades de Chile y no sean siempre las mismas,  dejando de lado a mucha gente que desea ver algo distinto,   pensemos por ejemplo en los que viven en Arica o Punta Arenas. Elevo mi copa para brindar y felicitar a Miss Garrison,  a su equipo (productor, sonidista, iluminación y roadies), ya que para mi gusto es una de las agrupaciones que está dando que hablar (siento que más en el extranjero que en Chile, para variar). Estoy seguro que con el último disco quedarán en la historia de la música chilena como una de las bandas más innovadoras de esta época. ¡LARGA VIDA A MISS GARRISON!

 

Por Manuel Knwell 27 de agosto del 2017.

Edición de texto por Camilo Ortiz.

Fotos por KnWeLL.

Edición fotos por Fran Macina.

 

 

 

 

Leave a reply